Nuestras Manos

Hace aproximadamente un mes, Meixi Ng en su distancia en Presa de Maravillas, Zacatecas, asistió un intercambio en Pinos, Zacatecas. Aquí es su reflexión sobre su trabajo y su tiempo allá.

Los alumnos Osvualdo y Manuel tutorando en Presa de Maravillas

Me desperté esta mañana con el ruido de los ladridos de los perros afuera, casi matando a dos cochinitas que de alguna manera vagaban sueltas. Bajamos corriendo para tratar de quitarlos, gritando a Goliat y Tigre con una escoba en una mano y una piedra en la otra. Montando burros y haciendo queso fresco, hasta viendo la casa del árbol construido por algunos de mis alumnos por el tanque donde llevamos las vacas, es otro día en Presa de Maravillas. Es bueno estar de vuelta.

He estado fuera de la comunidad por una semana completa, y viviendo con la Maestra Alma en la ciudad de Zacatecas, porque el Dr Gabriel Cámara estaba aquí de domingo a jueves. Qué semana. Viajamos a Pinos, a San Ramón, Villa de Cos, estando en las escuelas y estando con quienes están comprometidos a traer un cambio en la educación en México. Y cada día, me deja más y más inspirada por el trabajo aquí, por la gente y los alumnos aquí. Cuando pienso en los movimientos estudiantiles, pienso en las protestas, marchas, y me emociono por el activismo estudiantil que se muestra en contra de una autoridad o la política, pero aquí estoy descubriendo un nuevo tipo de activismo, un nuevo tipo de movimiento social, un movimiento de lo académico.

Estoy descubriendo que la profundidad de un conocimiento académico a través de un proceso humano es lo que dirige y guía este movimiento. A través una verdadera experiencia de aprendizaje, los alumnos están empujando el trabajo en 1) ellos mismos como personas, les da la confianza a seguir en la escuela, a soñar, 2) sus propias clases, dando animo a otros alumnos, 3) para tener la confianza a compartir el trabajo con otras escuelas, otros maestros, aún en otros entidades, 4) en sus casas, inspirando a sus padres, y 5) en sus vidas, como los alumnos me compartieron sus sueños de mejorar su comunidad a través de ser educados. Es tan simple, pero tan profundo.

El martes, vi este movimiento social con una claridad increíble. Tuvimos una capacitación para alrededor 143 supervisores, asesores técnicas pedagógicas (ATPs), directores y maestros de la región de Pinos. En lugar de traer expositores extranjeros o trayendo el secretario de educación o alguno otro famoso para la capacitación ¿Adivinen qué trajeron? Un ejército de 53 alumnos de escuelas de otros regiones, listos para tutorar. Cada estudiante fue emparejado con aproximadamente 2 maestros, directores o supervisores y desde las 9am hasta la 1pm, nosotros trabajamos y trabajamos y trabajamos. Cada trio tomó un lugar en el hermoso centro de cultura en Pinos, completamente inmerso en la tutoría. Los alumnos se levantaron a las 5am sólo para viajar por dos horas a Pinos y nosotros sólo llegamos a casa alrededor a las 6pm. Sin embargo, en el autobús de vuelta, ellos estaban tan satisfechos con su trabajo – tanto alumnos como maestros – de que esa energía nos llevó.

Este movimiento se extiende más allá de sólo eventos. El miércoles, 7 de marzo, en San Ramón, conocí a Maximiliano Alfaro, graduado reciente de la telesecundaria en San Ramón donde la Maestra Sara Moran enseña. Y una idea que me llenó el corazón de mucha alegría fue una idea de Gabriel para crear ATPs o “ATPs auxiliares” que son alumnos entrenados y formados en la relación tutora. Puedes imaginar los recién graduados de las secundarias, estos expertos en la tutoría, entrenando maestros y mejorando la practica de la educación, un maestro, una escuela a la vez. Esto es el movimiento estudiantil que estoy hablando. Se base en lo académico, exactamente la razón por la que hemos creado escuelas; y la lucha contra el sistema es una marcha que desarrolla la gente – los alumnos y los maestros y cualquier persona que se toque, desde adentro. Es una ecuación exponencial y la fuerza se pone aún más fuerte cada vez que lo compartimos.

Yo todavía no entiendo cómo se puede por un lado, ser tan increíblemente radical en tantas otras partes del mundo, pero parece tan normal en Zacatecas. Aquí ni siquiera estamos hablando sólo de los maestros. El estado de Zacatecas creyó lo suficiente en que estos 53 estudiantes fueran los que dan la capacitación académica a los profesionistas de la educación, y les dio una oportunidad real de ser parte de la construcción de mejores maestros, mejores escuelas en todo el estado.

Como dijo Dr Gabriel Cámara en su discurso durante la conferencia el lunes, también en Pinos, “No podemos cambiar las situaciones económicas, no podemos cambiar la historia de un alumno pero lo que tenemos en nuestras manos son sus vidas, y esto es mucho.” Qué oportunidad. Sí, tenemos a los alumnos en nuestras manos, no sólo los “buenos” sino todos tipos de alumnos, alumnos cuyos padres son alcohólicos, alumnos cuyas madres ya los han abandonado, alumnos que se encuentran sin esperanza sino en el refugio de la escuela, alumnos como los de aquí que ven miembros del crimen organizado escondido en los arbustos, traficantes de drogas en la calle, alumnos que tienen discapacidades, alumnos que, si dicen que ellos ya no quieren estudiar, todavía quieren aprender – y cada uno puede ser un tutor. Estoy viviendo esto aquí.

Hace unas semanas yo estaba deprimida y decepcionada, por la desesperación que sentía escuchando algunas de las historias de las mujeres de aquí o de algunos de mis alumnos y sólo podía preguntar ¿Cómo podemos empezar a crear aún un mínimo cambio? Yo ni siquiera iba a estar aquí por mucho tiempo, no hay tantas cosas que podría hacer. Pero estando con el equipo y con Gabriel me hizo recordar que yo soy parte de un equipo, un equipo de autoridades académicas excelentes, un equipo de maestros dedicados que quieren un cambio y están dispuestos a cambiar si mismos, y sobre todo, un equipo de alumnos en todo el estado dispuestos a cambiar de escuela desde adentro hacia afuera.

Eso es lo que tenemos en nuestras manos.

Etiquetado , , , , , , , , ,

El caso de Luis

Hace unas semanas, planteamos la pregunta ¿qué tipo de educación ofrecemos a los alumnos migrantes dentro de los salones de clases mexicanos? En el siguiente video, Meixi Ng, becaría de la EIMLE y maestra de Singapur ofrece una respuesta. Abajo, Meixi da contexto al proyecto.

Conocí a Luis Hector Velazquez Garcia en una comunidad rural y pequeña que se llama Laguna del Carretero, Villanueva, en el estado de Zacatecas. Fue mi tutor y trabajamos juntos en un problema complicado de matemáticas que se llama “La cruz”. Era articulado, preciso, paciente y callado, pero seguro. La tutoría fue una de las mejores que he recibido. Luis no siempre era así. Aquí, nos cuenta de su mudanza a México de la gran ciudad de Chicago (donde yo asistí la universidad) y cómo ha cambiado a través de la relación tutora.
 

For version of text and video in English, click on “sigue leyendo” link below.

Sigue leyendo

Etiquetado , ,

El alumno binacional: escondido en el salón de clases mexicano

Miles de alumnos migrantes durante los últimos años se han matriculado en el sistema educativo de México después de haber pasado tiempo en escuelas de los Estados Unidos. Según UNICEF, durante los últimos dos años 58,000 adolescentes y niños regresaron a México de los Estados Unidos, y esta cifra refiere solamente a los que no regresaron voluntariamente.

Pero atrás de las cifras, hay personas, cada uno con sus distintas historias y trayectorias.

En el siguiente documental de audio realizado por Pilar Herrera y Sara Vogel del equipo de difusión de la EIMLE, Sara nos cuenta de sus experiencias conociendo a cuatro de estos chicos extraordinarios que llegan con sus necesidades diversas a los salones de clases de México todos los días.

Para reflexionar al respecto: ¿Qué acciones agregarías a la relación tutora para atender a los niños binacionales?

Nos gustaría agradecer a las siguientes personas: Hector Monges, Deifilia Zárate, Aliza Simons, Jandreett Totosaus Mendoza, Sara Flores, la escuela primaria Álvaro Obregón en Puebla, y la telesecundaria Manuel M. Ponce en Zacatecas.

Etiquetado , , , ,

Tutoring Relationships Across Borders: Youth from Querétaro Tutors Harvard Student

Haz clic aquí para la versión en español.

A year and some months ago, Dr. Richard Elmore, a professor at Harvard University, visited a school in rural Zacatecas, Mexico as part of a trip he took to get to know the work of the Program to Improve Academic Achievement, a new Mexican government education reform effort. There a 13 year old girl named Maria Cruz tutored him in a geometry problem. He began the work confidently but, at one point, struggled to explain where the number pi comes from. As Elmore writes, “with the wit and wile of an experienced teacher,” Maria Cruz helped him work through his ideas to arrive at a conclusion.

Professor Elmore has worked for years arguing that in order to improve student learning on a large scale, systems must change the fundamental relationships between students, teachers, and content. In Mexico, Elmore was watching those theories come to life: here he was, a distinguished professor of education, author of several seminal books about school reform, learning from someone far younger than he.

After returning to the United States, this professor did not forget the experiences he had in Mexico. As head of a new doctoral program in educational leadership, he sent 11 of his students this January to observe the work of the Integral Strategy to Improve Academic Achievement (EIMLE, for its initials in Spanish) a team within the Mexican Ministry of Education that includes the program that is helping Maria Cruz and thousands of other students and their teachers reform the public school system.

The doctoral students, all of them women armed with impressive resumes in the field of education, traveled to Durango, Querétaro, Veracruz, or Zacatecas to experience EIMLE’s approach to education reform.

The audio documentary below follows one of these students, Morgan Camu, to Querétaro as she discovers a new alternative to promoting school reform on a grand scale. Sara Vogel, a fellow working with EIMLE this year, tells the story.

Special thanks to José Luis Álvarez Ponce and his school, the telesecundaria Benito Juarez in Huamilpan, Querétaro, Morgan Camu, Laura Kanter, Virginia Mazón, Guadalupe Garcia, Santiago Rincón Gallardo, Gabriel Cámara, Aliza Simons. Ending credits music by San Juan Alegría, a band local to the state of Querétaro. Photo by Eduardo Evaristo Gutiérrez.

Haz clic en la liga abajo para la versión en español…

Sigue leyendo
Etiquetado , ,

Cada tarde después de la jornada escolar, la maestra Leticia Martínez García trabaja en relación tutora con los padres de familia de la comunidad San Juan Enramadas en Querétaro. Se da cuenta de que en escuelas multigrados, no es suficiente solamente movilizar a los alumnos del salón. Algunos padres de familia ya son tutores en su salón de clase. Un día, tuvimos la oportunidad de ver José Leal Correa, un supervisor que visita las escuelas de la zona para apoyar a maestros como Martínez a implementar esta metodología. Trabajaba con una madre y un padre de familia que buscaba el área de la región sombreada de una figura. Cada vez que ofrecían una idea, Leal les empujaba a explicar su razonamiento con preguntas: “¿Cómo sabes?” y “¿De dónde sacó esta respuesta?”

La becaría Sara Vogel solicitó las reacciones de los padres de familia después de su primer tutoría con el Supervisor.

Padre de familia demuestra lo que aprendió durante una sesión de tutoría

Leopoldo Gaspar demuestra lo que aprendió durante una sesión de tutoría.

Me gusta la manera de cómo se trabaja porque… no nos hemos dicho esto lo vamos a hacer así o asa sino, estuvimos casi trabajando individual para asimilar nosotros mismos el conocimiento de cada uno y ahora, así [para] sacar adelante el problema matemático…

– Leopoldo Gaspar, padre de familia de una alumna del 6to grado que asiste la escuela Fray Junípero Serra en la comunidad San Juan Enramadas en Querétaro.

Marcela Gaspar Benítez recibe tutoría de un supervisor en Querétaro.

Ahorita mi niña que está en la escuela, a lo mejor me pregunta algo y ya a lo mejor ya lo sé. Y si ella no lo sabe, darle… igual así como ahorita, no darle la respuesta pero sí orientarle de cómo vas, para seguir adelante

– Marcela Gaspar Benítez, madre de familia de una alumna de 6 años que asiste la escuela Fray Junípero Serra en la comunidad San Juan Enramadas en Querétaro.

Para más información sobre el papel de los padres de familia en las comunidades de aprendizaje, consulten este artículo.

Padres de familia se integran a las tutorías en Querétaro

Etiquetado ,

Madres de familia notan la diferencia

Hace años, la comunidad de Emiliano Zapata se llamaba el Terreadero. Y con razón: cuando llegas allí en camioneta, el aire se llena de un polvo rojo. Aquí, la gente dice que se dedica a esperar la lluvia. Hay pocas casas, un auditorio para reuniones, unas escuelas y en la distancia, el desierto y el cielo azul. La cabecera municipal en Fresnillo queda a casi dos horas en camioneta de este pueblo.

Asesores de un programa de la Secretaría de Educación llamado Estrategia Integral para la Mejora del Logro Educativo, o la EIMLE, llegaron a este pueblito para ver cómo los alumnos de su secundaria, Manuel M. Ponce, estaban trabajando en relación tutora, una nueva manera de enseñar y aprender.

En vez de copiar los apuntes del maestro y memorizarlos como antes, los alumnos estaban construyendo conocimientos por sí mismos. Ahora, cada persona que aprende un tema de educación básica puede ser tutor sobre ese tema de otra persona en la clase, sin importar si esta persona es formalmente un maestro o un alumno.

Al visitar la escuela, nos llamaron la atención los testimonios de las madres de familia que comentan que han visto grandes cambios en sus hijos desde el comienzo de este proyecto en su escuela.

En este documental de audio, una becaria de la EIMLE, Sara Vogel, nos cuenta de su experiencia platicando con las madres de familia en Emiliano Zapata.

El equipo de la EIMLE en Fresnillo ha estado dando seguimiento a esta escuela y otras en la zona para llevar a cabo la relación tutora y para crear una comunidad de aprendizaje. Gracias a Santiago Rincón Gallardo y a este equipo por su apoyo: Carlos Córdova Serna, Jaime Martín Espitia García, Yadira Saucedo Medina, Juana Sauceda García y Nieves Sánchez Cardoza.
 
Etiquetado ,

Para mejorar su práctica, los docentes vuelven a ser alumnos

La experiencia en educación básica para muchos mexicanos que asistieron escuelas públicas puede ser resumida por Giovanni, un alumno del 3er grado de primaria del Distrito Federal:

“Saco una libreta, pongo la fecha y lo que me diga la maestra apunto en el cuaderno.”

Pero ahora en México, está en marcha una revolución educativa que está cambiando la relación tradicional entre maestros y alumnos.

Un programa dentro de la Secretaria de Educación Básica, Estrategia Integral para la Mejora del Logro Educativo (o la EIMLE), promueve la relación tutora, una metodología que enseña a los estudiantes a aprender por cuenta propia.

En las escuelas que han adoptado las relaciones tutoras, los maestros casi nunca se paran delante del pizarrón para exponer contendidos. En vez de eso, el maestro o cualquier miembro de la clase que aprendió algo bien ofrece dar tutoría a otro compañero que quiere aprender lo mismo.

Se puede imaginar que al principio, para un maestro acostumbrado a ser la única fuente de información en el aula, es difícil aceptar que cualquier alumno en la clase puede enseñar, y más difícil todavía aceptar que el niño puede enseñarle al maestro mismo.

Aquí abajo, el maestro Carlos Córdova Serna, un asesor del estado de Zacatecas que lleva años trabajando en relación tutora, nos cuenta de la primera vez que a él le tutoró un niño.

Yo creía que yo iba a enseñarle a él; cuando me di cuenta de que el niño me enseña a mi, con esta paciencia y con esta arte… no me sentí humillado en ningún momento, pero si me sentí mal conmigo mismo, por dudar al niño.

– Maestro Carlos Córdova Serna, Asesor de Zacatecas
 
Entrevista conducida y redactada por Sara Vogel.
 
Etiquetado ,